A Viva Voz

December 19, 2013

¿GRINCH NAVIDEÑO? DE NINGUNA MANERA…

A través de toda mi vida he sentido una especial simpatía por las fiestas decembrinas, que valoro como una magnífica ocasión para reunirnos con la familia y amigos, mas hay algo que se da en forma recurrente: la abundancia de melodías dulces de nuestros países que semejan canciones de tristeza (“…por eso y muchas cosas más, ven a mi casa esta navidad…”), además de cierta histeria comercial y unas ganas inmensas que aparecen de dedicarnos al dolce far niente. El orden de valoración queda a criterio del lector.

Es también una época que exige mucho sacrificio personal y por consiguiente, una oportunidad para agotarse por no poder atender todo lo propuesto durante este breve periodo: adornar la casa, cumplir con las invitaciones, cambiar los hábitos alimenticios y hasta hacer la lista de propósitos para el nuevo año.

En las páginas de los fenómenos sociales no han faltado estudios sobre los rasgos del comportamiento decembrino. Sin embargo, no fui tan lejos, lo tomé más relaxed y pregunté a mi gente cercana (compañeros, familiares, amigos) para indagar un poco su sentir y los resultados no me sorprendieron. La mayoría considera que definitivamente son fiestas familiares, muchos le pusieron su etiqueta de carácter comercial y muy pocos se atrevieron a decir que esta fecha tenía connotación religiosa.

Los hombres, en número que supera a las mujeres, afirmaron que eran fechas netamente comerciales y más los jóvenes que los mayores. ¡Ahh! y  casi todos coincidieron que eran más momentos de alegría que de tristeza.  Y entre conversa y conversa hasta enumeramos las infalibles causas posibles del estrés y depresión.

Acompáñenme a sumergirnos  un poco en nuestra mente:

Discrepancias familiares: ¿En algún momento a usted lector le ha pasado? Si, ese complicado momento donde por cuestión de lealtad cultural todos TENEMOS QUE ESTAR REUNIDOS. Ya no importa si nos caemos mal, si nunca nos vemos –no se me ocurre otra cosa- pero es el momento para la unión familiar…así nos venden estas fechas ¿Verdad?

Si a ustedes le encanta buenísimo pero, piense por un momento en aquella persona que desea planear algo diferente y se encuentra con la Señora Lealtad, imagino que entrará en un conflicto interno, tanto como si se moviliza  o no…La religión se encargará más tarde de reforzar otro tipo de temores.

Ausencia de seres queridos: si hemos crecido con un concepto de apego, obviamente en estas fechas donde ‘todos debemos estar felices’ se activarán nuestros duelos. Confieso que ese punto lo estoy trabajando desde hace rato, de entender que la muerte no es lo que me hicieron creer, manejar separaciones y pérdidas y asumir las despedidas desde una posición adulta.

Y hablo  de esas ausencias tanto físicas como la de aquellos con los que no nos relacionamos. Un tip: usted no es el único que está solo.

El escollo económico: ciertamente no vamos a negar que los compromisos se nos multiplican por aquello de las reuniones, invitaciones, regalos. Pasa en todos los niveles, es directamente proporcional a su escala de ingresos. Deseo de todo corazón que este año se lo tome más relajado y que ese espíritu navideño no implique su quiebre económico y no ceda ante la fuerza del DEBER, sométase a una disciplina de control.

Un sacrifico personal relacionado con: ¡Acertaron! hablamos del físico. Esto no sé si estresa o deprime pero segura estoy que al acercarse las fiestas de Navidad ya sabemos lo que supone eso. Cenas interminables, comidas familiares de varios platos, bebidas,  y poco tiempo para hacer ejercicio. Todo esto se traduce en kilos de más para su cuerpo (hoy dejémoslo así y no en libras para no agrandar los números), pero… ¿Qué hacer para pasar las Navidades y engordar lo menos posible? La respuesta fácil es no comer, o comer menos y por consenso ganó de manera aplastante la posición exigente del sacrifico personal. De esta forma, no hay nada más que agregar.

imagescrazyday2

La Magia Navideña

Bueno, no crean que me ubico como una pacificadora “elevada”.  Este año manejé una idea que surgió después de visitar Art Basel.  Procuré organizar el tradicional árbol doméstico de una manera más orgánica donde no tuviera que  armar tanto y desbaratar luego. Pero confieso,  durante la visita que realicé a la bella casa de mi amiga Carla, convertida en un auténtico museo navideño, por un momento me pregunté ¿Habré perdido el encanto? Ella si se tomó en serio el operativo navidad: un ejemplo en el que se combina el buen gusto, diseño y color que me hace pensar que Carla exprimió su creatividad en cada adorno u  objeto utilizado. Con mi “ojo de la contemplación” me fasciné y aunque su casa estaba decorada en su totalidad, queda bien claro que definitivamente el detalle no es abarrotar todos los rincones de rojo y verde.

Sin embargo, la sensación de “fraude ambulante” me duró poco y estoy disfrutando esta época navideña diría que a lo Sinatra (a mi manera), digamos, con una nueva tendencia social momentánea  ¡et voilà!

Después de esta escena cultural y de marketing, reflexiones y utopías posmodernas a ver si el romanticismo de las redes lo trasladamos a las calles porque a decir verdad,  le falta mucha humanidad y amor a esta sociedad.

¡Felices Fiestas 2013!

Nos seguimos leyendo en la red…!!!



Acerca del autor

Belkis Marcano
Belkis Marcano
Belkis es una voz latina radicada en Miami que viene desde Venezuela. Periodista graduada de la Universidad Católica Andrés Bello y columnista de este portal. Experta en dinámicas familiares. Participa regularmente en segmentos de radio y televisión. Es activista y promueve la No Violencia. Belkis es dinámica y entusiasta por naturaleza, lo que la lleva a estar en constante aprendizaje.




 
 

 

¡Toc, toc! Terminó Halloween, viene Thanksgiving…

Sin trucos ni magia pero llegó Noviembre ¡OMG!, quitándome el disfraz y ya pensando en Acción De Gracias. Espero que sea un mes tan bonito y solidario como Octubre donde las redes se llenaron de causas sociales internaci...
por Belkis Marcano
0

 
 

¿Y los atletas elite cierran por vacaciones?

Se terminaron  las olimpíadas #Rio2016 y, como cada cuatro años, vivimos intensamente historias de tantos atletas. Ya por estas fechas desaparecieron de los medios de comunicación todos esos deportistas que nos hicieron viv...
por Belkis Marcano
0

 
 

Perfeccionando el noble arte de hacer ‘pis’

Somos prueba irrefutable de los momentos incómodos que pasan las mujeres cuando tienen que ir al baño para orinar. Si están en la calle, y no hay dónde, se convierte en un padecimiento. Para los hombres no es tan difícil, ...
por Belkis Marcano
0

 

 

¡A varios tips de la perfección!

Resulta muy común leer en los medios impresos una serie de afirmaciones y consejos de la más diversa índole: “5 tips para atraparlo”, “Manual para la mujer cosmopolita”,  “Aprovecha quién eres para alcanzar tus m...
por Belkis Marcano
0

 
 

Desde otro ángulo…

Marzo. Entendiendo lo que significa la lucha de las mujeres a lo largo de la historia no voy a  hablar del Día Internacional de la Mujer, como tampoco haré referencia a todas las fotos, selfies, halagos, pensamientos, frases...
por Belkis Marcano
0

 
 

El padre ¿algo periférico?

Dicen que cuando una mujer se convierte en madre, algo inmensamente importante le ha sucedido pero cuando un hombre se convierte en padre, cuentan, no le ocurre demasiado. Hmmm… ¿Tal vez sea que la mujer vuelve a nacer al da...
por Belkis Marcano
0

 




0 Comentarios


Se el primero en comentar!


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *